¿Por dónde empiezo?

Actualizado: 27 may

1. Si vas a crear una marca desde 0:


Son muchas marcas que nacen 100% centradas en su producto o servicio, es decir, en aquello que venden dejando a un lado el cliente ¿Y qué ocurre? Pues que, crees que tienes un producto que jamás nadie podrá imitar o sumes que serás solo una marca más del montón. Yo te recomiendo que empieces por tú propósito. Toda empresa nace con una idea, y ese propósito debe estar enfocado en ayudar a un perfil determinado de personas, para que se sientan mejor en algún aspecto de su vida, o más felices, más realizados, más saludables, etc.


Ahora, traslada ese propósito a un producto o servicio con el que puedas hacerlo realidad y que por supuesto puedas comercializar. Pero OJO, no sin antes plantearte lo siguiente:


¿existe alguna marca con tu mismo propósito?

¿qué perfil de persona encaja con ese propósito? ¿quién es entonces tu público objetivo? ¿Y quién es tu cliente ideal?

¿tu competencia directa se enfoca en el mismo motivador de compra que tú vas a cubrir?

¿de qué manera marcarás la diferencia? ¿esa diferencia será relevante para el cliente?


A partir de esa reflexión anterior, es cómo te recomiendo que empieces a crear tu marca. Y cuando hablo de tu marca no me refiero a crear un logotipo, sino crear una marca con personalidad, con una propuesta de valor, con todo un universo de asociaciones, y por su puesto con una estrategia.


Te aseguro que más de un 80% del éxito de las empresas no es qué VENDEN, sino el CÓMO venden. La forma en que conectan con su público objetivo y despiertan su interés. Por ahí es por donde debes empezar.


Te recomiendo que amplíes información con una mentoría personalizada o el servicio de consultoría para la creación de una marca con propósito.



2. Si has visto una nueva oportunidad de negocio:


Ver una oportunidad de negocio ante un problema puede ser percibido de 2 formas: como síntoma de capacidad de adaptación o de oportunismo. Esto solo depende de la forma cómo estás enfocando tu estrategia. Aquí lo ideal es que aproveches la primera opción para crear algo realmente relevante y útil. Así que no pienses en el dinero que vas a ganar, sino en cómo vas ayudar a la gente a solucionar o mejorar un problema o situación que has visto que existe. No olvides en enfocar tu comunicación desde esta óptica, demuestra que te importa su insigtht y que aquello nuevo que vendes ayuda de verdad, de lo contrario serás percibido como un oportunista.


Es decir, muestra que tu objetivo no es vender, sino ayudar y ser parte de un mundo diferente. Y a parte de eso, si este epígrafe es tu caso tienes que plantearte lo siguiente:


¿Tienes una marca y vas a incluirlo como un a línea nueva de negocio o vas a crear una marca para ello? Si vas a mantener el mismo nombre de marca ¿tendría sentido hacerlo y sería coherente con la propuesta de valor de tu marca? En caso de que vayas a crear una marca nueva, ¿sería una su marca de la principal o sería otra independiente? ¿y quieres que la gente sepa que pertenece a la otra o prefieres que no lo sepan a priori por sale mal o simplemente no quieres mostrar vinculación por el momento?


Antes de todo esto, debes tener en cuenta tu arquitectura de marca porque no es lo mismo si es monolítica, multimarca o de respaldo. Este punto lo podrás contratar en las mentorías personalizadas.


3. Si has decidido reinventarte:


Una de las cosas que caracteriza a las personas que tienen éxito en la vida es su capacidad para adaptarse a las circunstancias que se les presentan. Estas son personas con mentalidad flexible, capaces de filtrar lo que de verdad importa y lo que no, capaces de cambiar sus marcos de referencia y abiertas a adquirir diferentes perspectivas para entender el mundo.


Si es tu caso y estás pensando en reinventarte, pero todavía no sabes cómo, te diría que empezaras por hacer un buen análisis de la situación y por identificar los motivadores de compra. Entonces plantéate lo siguiente:


¿Qué es tendencia actualmente en la sociedad? Puedes hacerte una idea echando un vistazo a Google Trends

¿Cuáles son las tendencias que observas y predices a corto y medio plazo?

¿Qué insights identificas?

¿en que cuáles podrías intervenir para solucionar, mejorar o ayudar?

¿Qué competencia tendrías?

¿Qué puntos débiles tienen que puedas mejorar?

¿De qué forma relevante podrías diferenciarte de la competencia?


Con mis mentorías también podrás profundizar en esta parte.


4. Si tu marca está estancada:


El problema de muchas marcas que se sienten estancadas es precisamente el que te comentaba más arriba: haberse centrado totalmente en una actividad que desarrollan y haber ignorado lo que es la estrategia de marca. Y es que si centras toda tu atención y comunicación en producto/servicio corres varios riesgos:


1. Tener que estar siempre luchando en la batalla de precios, ofertas y promociones para llamar la atención de tu público y hacer frente a tu competencia.

2. Tener que estar constantemente en la batalla de percepciones intentando hacer tu producto diferente y mejor.

3. De que aquello que vendes quede desbancado por la aparición de otro tipo de producto o servicio nuevo o mejor. Acuérdate de cómo desaparecieron marcas aparentemente tan consolidadas como Kodak o Blockbuster.


En cambio, si logras enfocar tu estrategia, no sobre el producto o servicio que vendes, sino sobre un propósito que consigues a través de esa actividad, lo que consigues son alas que te permiten ir más lejos. Por que ya no estás diciendo “mira vendo esto, vale tanto” sino “entiendo el problema, deseo ayudarte, por lo cual tengo este producto/servicio.


Y no solo eso, además haces que tu marca sea mucho más flexible y que tenga mayor capacidad de reacción y de adaptación a los cambios que se puedan ir dando en la sociedad porque, si tu marca con un propósito, podrá seguir a flore por mucho que necesite reinventarse. Muchos creen que cambiar de nombre, en renovar la imagen corporativa, que publicar fotos bonitas son clave y no aquí realmente debes reenfocar el posicionamiento y la percepción que tiene de tu marca.


5. Si has cogido un traspaso y quieres hacer un relanzamiento:


Te diría que empezaras por esto:


1. Un buen análisis estratégico para auditar si el trabajo previo que se ha hecho ha estado bien encaminado, y en caso de que no haya sido así saber en qué exactamente se ha fallado.

2. ¿El tipo de clientes que tenía ese negocio coincide con tu perfil de cliente ideal? Si no es asó tendrás que ver cómo cambiar la percepción que se tiene del negocio que vas a empezar a gestionar y construir otro imaginario de marca acorde al público que quieres atraer.

3. Re-formula la propuesta de valor.

4. Posiblemente tengas que cambiar (o creas si antes no lo hicieron) la personalidad de marca.


6. Si no sabes si tirar la toalla:


Conozco muchos negocios que ante la incertidumbre han preferido cerrar. Y me consta también que más de uno se ha arrepentido. Así que si estas pensando en cerrar, te diría que antes de abandonar consideraras si es un problema económico o de falta de motivación.


Si es económico, pero ganas no te faltan, busca la manera de conseguir liquidez, aunque parezca difícil, debes intentarlo. Si es un problema de motivación y desgaste, estoy segura de que a través de mi programa de mentoría podré ayudarte a recuperar la ilusión por tu negocio y a plantear una buena estrategia que te haga salir a flote de nuevo.


Si hay una oportunidad de prepararse para volver con fuerza es ahora. Pues si te enfocas en trabajar con consciencia sobre la imagen de tu marca y su comunicación, seguro le darás otro enfoque que logrará enamorar a tu público.


#MarcaConProposito #MarketingConProposito #CanalVia3Tv #VivianaVasquezDuque

40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • WhatsApp.svg