Diseñando plan comunicación para una empresa social.

Creo que hoy en día, es difícil escapar ante la realidad de los medios digitales. Para muchos, un dolor de cabeza, para otros, lo mejor que se ha creado en esta nueva era. Es fácil, comprender lo efectivo que es lograr esa empatía con tus clientes o comunidad, gracias a la creación de contenidos realmente útiles, inspiradores que son difundidos por medio de las redes sociales.


Pero antes de contar el cómo puedes organizarte con los contenidos para tus redes sociales, siendo una empresa social, ONG o emprendimiento, estoy segura que te has enfrentado a esta ardua labor o mínimamente has querido asumir este desafío, sea contratando una persona como por ejemplo un community manager o un redactor de contenidos. Tengo la plena certeza que te has enfrentado a la pereza de tener que pensar en qué publicar o cómo comunicar lo que quieres transmitir. Te estresas por no recibir interacciones o seguro desistes de las redes, porque notas que NO obtienes los resultados esperados.


Pero tranquilo, esto se debe por varias razones. Por un lado, estoy segura de que se te olvida la identidad visual de tu marca antes de colgar una foto en redes sociales. Empiezas alternar entre un tono divertido, serio o inspirador sin tener en cuenta la identidad verbal, o seguro te preocupa más el número de seguidores y de likes… Créeme, si es así, lo estás haciendo fatal. Esto indica que estas comunicando de forma improvisada sin una estrategia o planificación. Así que estás cometiendo un gravísimo error, lo que es la causa por la que no veas el retorno a las redes sociales, a tu blog o a tu email marketing.


En el proceso de creación y gestión de marca con propósito, hay que proyectar muy bien, los significados correctos que queremos sean asociados, comunicar la propuesta de valor que ofrecemos y generar preferencia frente a otras marcas, organizaciones sociales o emprendimientos.


Eso se hace a través del Plan de Contenidos de comunicación y marketing con propósito, que es la estrategia que te servirá para captar la atención de tu público objetivo, despertar su interés, conquistarlo y convertirlo finalmente en cliente.


En este post te doy las claves para que sepas cómo se crea un Plan de Contenidos acorde a tus objetivos.




¿Ya identificaste al público al qué te diriges?


Aquí te recomiendo que analices lo que ya tienes, para luego comprender que realmente tienes varios tipos de clientes. Te doy ejemplos:


  1. Tienes a tus clientes actuales, es decir, los que te compran actualmente. Lo primero que debes interpretar, es si este público actual es al que quieres llegar o vender. Saber si realmente compensa todo el esfuerzo e inversión que estás haciendo ¿te interesa seguir conservándolos? ¿quieres seguir trabajando para el perfil de clientes que tienes actualmente o quieres incursionar en captar otro tipo de público?

  2. El consumidor final de tus productos o servicios. Imaginemos que tienes una marca de dulces sin azúcar para niños, el consumidor final de tu producto, por supuesto son los niños, sin embargo, el que compra son los padres porque son los que deciden que es bueno o malo para su hijo. Es decir, son los que tienen la decisión a la hora de hacer la compra. En este punto, mi recomendación es que hagas un diagnóstico y analices bien, para comprender si realmente lo que estas haciendo, te está dando resultados positivos y si no, pues es hora de caminar distinto.

  3. Tu cliente ideal: Ojo, esto no tiene nada que ver con el buyer persona. El cliente ideal es lo más cercano que podemos hacer, con respecto a la comunicación. Es la descripción del cliente que sueñas, es saber interpretar sus gustos, sus intereses, comportamientos. Es saber ubicarlo en un espacio geográfico, es aquel al que te gustaría conquistar y convertir en cliente.


Con tu Plan de Contenidos debes enfocarte en seguir paso a paso la siguiente estrategia:


1. Captar la atención del público objetivo que quieres convertir en cliente.

2. Despertar su interés.

3. Despertarle el deseo por lo que vendes (tu propuesta de valor).

4. Generar credibilidad para acabar de convencerle.

5. Moverle a la acción, es decir, incentivarle a que se ponga en contacto contigo.


Lo que desde mi experiencia personal me ha funcionado, puedo recomendar lo siguiente:


Organiza tus contenidos, agrupándolos por categorías:


1. Contenidos sobre territorios de marca: Es decir sobre temas de interés, contextos y situaciones que refuerzan la percepción y posicionamiento que se tenga sobre tu empresa social, ONG o emprendimiento.

2. Contenidos de experiencias: Haz que tu público sean los protagonistas de las historias que hay detrás de tu organización social o empresa.

3. Contenidos sobre los motivadores de compra: Escribe sobre sueños, deseos, anhelos, problemas de tu cliente ideal. Esto te ayuda a conectar, a ponerte en sus zapatos.

4. Contenidos sobre tu por qué de marca: Por favor, siempre recuerdales tu misión y lo que prometes cambiar.

5. Contenidos de tendencias: Habla de lo que esta vigente, tienes que ser agíl por que el mundo cambia, se transforma y entre más rápido adaptes esa tendencia, seguro llevarás la delantera.


Cumple con alguna de estas funciones:


1. Que informen.

2. Que entretengan.

3. Que enseñen hacer algo.

4. Que inspiren.


Claro que puedes escoger entre 1, 2 o más funciones. Pero para que no desesperes, si te recomiendo que elijas por lo menos una función.


Define un objetivo concreto para cada contenido:


Para que no sean aburridas tus publicaciones, te recomiendo que busques no uno sino varios tipos de formatos como pueden ser, vídeos, podcast, infografías, encuestas, entrevistas, testimoníos, historias, notas de prensa, e-book, webinars, entre otros.


Cuida el estilo:


Emplea una voz y un tono que sea coherente con tu personalidad como marca, e identidad verbal. No redactes porque si, tus textos deben estar muy bien pensados para el público que quieres conquistar.


Planifica según las necesidades de cada plataforma:


Ten en cuenta que en redes sociales el modo de consumir contenido por parte de los usuarios es diferente. El usuario no se comporta igual en LinkedIn que en TikTok, ni en Twitter como en Instagram o Facebook. La marca tampoco debería hacerlo. Cada red social tiene su idiosincrasia, tenlo en cuenta siempre a la hora de publicar. No puedes hacer un copia y pega de tu publicación y mostrarla en todas las redes igual.


Tendrás también que adaptar las medidas de tus imágenes en cada plataforma si quieres que siempre se muestren de forma correcta.


Mide tus resultados:


Existen muchos indicadores que te dan luces de como controlar la información que compartes pero sobretodo su efectividad. En redes sociales la cuestión no es hacer ruido, ni estar por estar. Tampoco sirve conseguir suscriptores ni seguidores si éstos no son del perfil que andas buscando como cliente ideal. Por tanto, no se trata de medir la cantidad sino de medir el efecto y resultado que estás teniendo según tus objetivos. Para ello tenemos que establecer cuáles son las analíticas que nos van a permitir medir y sacar conclusiones.


¿Te ha sido útil esta información? No te vayas sin dejarme tu opinión o reflexión.


Suscríbete y apúntate a mi entrenamiento virtual, sin costo, a la que he llamado Mi Marca a través del Marketing con Propósito para Empresas Sociales, ONGs o emprendimientos.




18 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • WhatsApp.svg